Crítica Ojos bonitos, cuadros feos

Autor: Mario Vargas Llosa
Dirección: Luis Enrique Cornejo
Teatro del Horizonte

Como parte del “Mes de las letras”, el Centro cultural Británico ha incluido entre sus actividades diversas puestas en escena; entre ellas Ojos bonitos, cuadros feos -obra teatral en un acto y que consta de diez escenas-, del Premio Nobel de Literatura 2010 Mario Vargas Llosa; estrenada en 1996 bajo la dirección del ahora Ministro de Cultura Luis Peirano; en el Centro Cultural PUCP. Esta vez la obra es montada por la agrupación Teatro del Horizonte, con las intervenciones de Reynaldo Arenas en el rol de Eduardo Zanelli, pintor frustado que se convierte en crítico de arte, que lidia con no solo con su frustación, sino con el no reconocerse públicamente como homosexual; Luis Enrique Cornejo desempeña -a la vez que dirige el montaje- el papel de Rubén Zevallos, marino que acude a Zanelli haciéndose pasar por homosexual para encararlo por el suicidio de su novia, Alicia Zúñiga (Jasmín Zevallos), joven aspirante a artista que, tras recibir una crítica devastadora por parte de quien consideraba su maestro, deja de lado toda pasión hacia el arte y la vida.

El diálogo de los dos personajes masculinos se intercala con las intervenciones de Alicia, que se hace presente a través de los recuerdos de Rubén, que la evoca en su memoria. Esta aparece como una joven insegura en busca de una identidad, ante lo que confiesa: “Lo cierto es que todo lo que soy, lo que me gusta, lo que quiero ser en la vida, se lo debo a él. Desde que leí, cuando estaba en cuarto de media, cuando sólo tenía quince añitos, ese libro suyo, Qué es el arte (…) En mala hora lo fui a leer. Desde entonces, mi vida ha estado modelada por las manos del doctor Zanelli. He sido su hechura, su creación.” (p. 54) Si bien la trama está referida al hacer del arte y de la crítica, consideramos que se tratan temas más humanos; como las pasiones, la soledad o el vacío existencial; que son el trasfondo de los conflictos en escena. En este sentido, se puede hablar de una suerte de colectura entre el cuadro de Mondrian aludido en la obra y esta misma; ya que también se trata de ver ese significado detrás de lo concreto, para llegar al meollo del asunto.

En escena sorprende ver a un Reynaldo Arenas un tanto impreciso y con una dicción no muy clara. Si bien es cierto la embriaguez de su personaje va en ascenso, esto no habría de ser un obstáculo para la legibilidad de sus diálogos, sino una puerta abierta para que el espectador acceda a esas otras actitudes del personaje; empero, es indiscutible que su presencia en el escenario aporta solidez al montaje. Por su parte, las intervenciones de la joven Jasmín Zevallos se muestran exageradas y en cierta medida sobreactuadas; sin embargo consideramos que este aspecto está relacionado con la intensidad desbordada que esta trasmite, que debe ser moderada para lograr una interpretación más consistente. Tal vez la actuación de Luis Cornejo sea la más correcta y afianzada, pues desempeña su rol con precisión y expresa la justa medida de las emociones que este vuelca en escena. Teniendo en cuenta que también asumió la dirección, consideramos que se ha hecho un buen trabajo en ambos aspectos.

La obra inicia con intervenciones un tanto aceleradas, que luego hallan su ritmo justo, consideramos que se resolvió bien el modo en el cual Alicia era evocada a escena, además de que la incorporación de la música fue precisa en los momentos necesarios. Ojos bonitos, cuadros feos es un plausible montaje que, si bien en la primera función tuvo algunas imprecisiones, creemos que se afianzará en las siguientes. Una buena oportunidad para acercarnos al teatro del Nobel peruano.

Martes 17: Auditorio Británico de San Borja – Av. Javier Prado Este 2726
Miércoles 25: Auditorio Británico de Pueblo Libre – Av. Bolívar 598
Jueves 26: Auditorio Británico de Surco – Av. Caminos del Inca 3551
19.30hrs.
Ingreso libre – Capacidad limitada
Anuncios

2 thoughts on “Crítica Ojos bonitos, cuadros feos

  1. Qué bien encontrar un comentario de esta puesta en escena. Vi la tercera función -de cuatro programadas en este abril de 2012- y la dicción y actuación de Reynaldo Arenas fue ron estupendas; muy sorprendente para mí, que ignoraba que fuera un actor excelente. En este papel, lo es a plenitud y lamentaría que los interesados en el teatro se pierdan la puesta. Una observación: las escenas donde participa Alicia no son recuerdos del marino, sino tiempo presente y vivo; la estructura evoca La muerte de un viajante, de Arthur Miller, como novelas del propio Vargas Llosa (La casa verde, Conversación en La Catedral). Añado que el director-actor estuvo muy bien en esta tercera puesta y la joven actriz también, aunque flaqueó al leer la carta del final, que debía ser emotiva. Lo que me ha sorprendido mucho de la reseña es que citas del libreto original de Vargas Llosa unas líneas que no se dijeron en la interpretación. Eso sí estaría mal: comerse las palabras del maestro para abreviar.

    • La puesta a la que yo asistí -la primera- tuvo algunas imprecisiones, pero como lo menciono, no dudo que estas hayan encontrado su ritmo preciso en las siguientes funciones. La presencia de Arenas, sí, es importante e imponente. Con respecto a las intervenciones de Alicia, sí, creo que tienes razón -y que yo no lo puse de modo claro en mi reseña- en el sentido en que se pasa no solo a un distinto eje temporal, sino a una realidad diferente. Y sí, tuve la oportunidad de leer el texto original horas antes de asistir a la función, y noté que varias intervenciones de Alicia se omitieron, no recuerdo exactamente si la que puse se omitió, pero recuerdo muy claramente que se omite una intervención de ella en la que, de algún modo, explica lo que significaba eso de “ojos bonitos, cuadros feos”, y que ella entiende como una ofensa, Zanelli, al poner ese título -técnicamente, en palabras del personaje- la insulta y asume cuestiones incorrectas sobre ella. En mi lectura del texto, esa fue una parte muy emotiva, y creo que la omisión de esta intervención le quitó un poco de intensidad al montaje. Sin embargo, no hace que la puesta sea ilegible. Muchas gracias por comentar, que sigas disfrutando del teatro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s