Daniela Frank, función clandestina

Dirige: Katiuska Valencia

La Facultad de Ciencias y Artes de la Comunicación, la Especialidad de Artes Escénicas y el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú presentan durante el mes de enero la décimo segunda edición del Festival de Teatro Saliendo de la Caja, en el que los alumnos del último ciclo de la Especialidad de Artes Escénicas presentan sus montajes de fin de carrera al público. El proyecto de Isabel Chappell es el que inaugura la edición de este año. Se trata del texto del renombrado dramaturgo nacional Alonso Alegría “Daniela Frank, función clandestina”, en el que a modo de una “ficción testimonial” Daniela Frank (Isabel Chappell), una joven periodista peruana, va contando y escenificando en compañía de quien fuera su compañero (Gerardo García) los sucesos que la llevaron a pasar a la clandestinidad: desde su experiencia como estudiante en los Estados Unidos, sus intenciones de vivir el “sueño americano”, su experiencia como ilegal, su trabajo como periodista en un importante periódico neoyorquino, hasta la obtención del Premio Pulitzer; suceso que termina por cambiar el rumbo de su vida ya que como autora de un polémico artículo acerca de la drogadicción empieza a ser escudriñada, cuestionada y perseguida. Luego de ello es que desaparece de Estados Unidos y regresa a Lima, en donde empieza a organizar reuniones clandestinas para relatar la verdad de los sucesos que la llevaron a estar en esa situación.

"Daniela Frank, función clandestina"
“Daniela Frank, función clandestina”

Uno de los grandes méritos de esta puesta en escena es la reproducción de aquel ambiente tenso de una reunión clandestina: los constantes ataques de paranoia de Daniela dan cuenta de esto; así como el manejosomero de la iluminación, que ayuda a configurar un ambiente de temor y desasosiego, como si en cualquier momento aquella “sesión clandestina” pudiera a ser interrumpida, proporcionando al espectador una experiencia que “hace sentir” que aquella ficción testimonial es verídica. Isabel Chappell ofrece una intensa interpretación de Daniela Frank; paranoica, perseguida y atormentada; mientras que Gerardo García en esa “función clandestina” desempeña solventemente más de un rol, empleando objetos, modos y actitudes que diferencian a cada uno de los sujetos que representa, que son hombres cercanos a la protagonista y que han intervenido en algún momento de su vida. Si bien puede decaer la intensidad en algún momento, la atmósfera de clandestinidad no se pierde, y cada escollo es superado de modo adecuado.

Con una escenografía que cuenta con lo estrictamente necesario para la dramatización, “Daniela Frank, función clandestina” invoca a pensar y cuestionar los valores éticos periodísticos, los sentimientos fraternos, el dolor por la pérdida y el estado de una sociedad en decadencia por dentro, pero “exitosa” por fuera.

Anuncios

2 thoughts on “Daniela Frank, función clandestina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s