“Pizarro: crónica de traición y conquista”

Escrito y dirigido por Rafael Sánchez Mena.

Desde inicios de este mes hasta fines de Marzo la agrupación Teatro de Cámara presenta “Pizarro: crónica de traición y conquista” en la Sala Taulichusco del Museo Metropolitano de Lima. La puesta en escena narra desde diversas voces los sucesos de antes y después de la conquista del Perú empleando el género de la crónica en un intento por proporcionar al espectador un panorama global del contexto y de los sucesos acontecidos, pues eso trata “Pizarro…”: de presentar una mirada global a través de las múltiples voces narrativas -Almagro, Felipillo, Atahualpa, etc.- que consolidan la narración del drama, para asumir el pasado y que permite esbozar que el proyecto de este grupo, en específico con esta obra, consiste en representar que la formación y la prosperidad de una nación no solo dependen de “caudillos” o de individualidades, sino de una labor en conjunto. Además, podemos mencionar también que este montaje pone frente a nosotros aquellas taras que aún perduran en nuestra sociedad desde las épocas de la conquista y colonia; como la traición, la venganza y los afanes de riqueza individual.

"Pizarro: Crónica de traición y conquista"
Rafael Sánchez en “Pizarro: Crónica de traición y conquista”

Rafael Sánchez -director y dramaturgo también- se encarga de encarnar a un Francisco Pizarro muy humano, consternado, traidor y traicionado; pero a la vez seguro de lograr sus propósitos. Nos ofrece una interpretación destacable; y en general, notamos un correcto trabajo de dirección que deriva en la homogeneidad del grupo, sin sobreactuaciones y más bien con fluidez en el desarrollo de las acciones. Es importante mencionar también que el trabajo de caracterización podría ser mejorado, así como las coordinaciones de las entradas y salidas para optimizar el uso del espacio; también enriquecería la puesta la optimización del empleo de la iluminación y pantalla de fondo, que genera nuevos espacios y dota de mayor relevancia simbólica al montaje. Se trata de una versión, también, del drama personal de Pizarro, que llega al punto álgido en la representación de sus momentos de duda y recuerdos. Una interesante propuesta que reactualiza la imagen del conquistador y que revive aquella parte de la historia nacional que todos conocemos pero sobre la cual no solemos reflexionar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s