“Antes del silencio, el canto de los grillos”

Escrita por Juan José Oviedo

Compañía Cientos Volando

Desde setiembre del año pasado la agrupación Espacio Libre, dirigida por Diego la Hoz abrió las puertas de su nueva casa, y desde entonces no ha dejado de propiciar una serie de actividades que no solo dan cuenta de su sólida formación como grupo de teatro -ya con trece años-, sino también de su compromiso con el desarrollo del teatro “joven” peruano. La Casa Espacio Libre se convierte así en un lugar de convivencia y aprendizaje; y su sala en un lienzo en blanco en el que quienes se presentan trazan sus propuestas, disponiendo ingeniosamente del íntimo espacio, que vemos cambiar de acuerdo con cada presentación.

“Antes del silencio, el canto de los grillos”

Esta semana la casa abrió sus puertas con el estreno en Lima de “Antes del silencio, el canto de los grillos”, unipersonal escrito e interpretado por Juan José Oviedo -quien fue parte también de Espacio Libre-, actualmente miembro de la agrupación peruano-argentina Cientos Volando. El personaje que interpreta es el de un soldado que en un sugerente estado de abandono se cuestiona a sí mismo, a sus valores y convicciones; transitando así por diversos estados anímicos entre los que reflexiona y descubre aspectos de la aceptación en sociedad y de la adecuación de los sujetos a ella. El monólogo que enuncia este soldado, así, se convierte no solo en una especie de fluir de consciencia -por momentos fragmentario y revelador- o en una exploración de los múltiples “yo” del ser humano; sino en una apelación e invocación al diálogo con el espectador. Llevar a cabo un unipersonal demanda al actor un despliegue de habilidades que logren mantener atento al público, además de una inversión de energía que permita que la intensidad no decaiga a lo largo de la puesta. Ambos aspectos son logrados por Oviedo, quien se desplaza con destreza por el acogedor espacio de la sala, empleando diversos elementos; como un fusil, sacos a modo de trinchera, etc. Además, la iluminación potencia las acciones y ayuda a crear ese ambiente de opresión y encierro -que no es necesariamente un encierro físico, sino de la psiqué: el encierro en sí mismo-.  Si bien hubo un par de traspiés en la enunciación, es un aspecto que puede ser fácilmente mejorado. Eso sí, demanda un espectador atento, ya que los múltiples cambios y transformaciones de la intensidad y estado del discurso pueden generar la no aprehensión de la multiplicidad de significados generados por el trabajo en escena.

La idea de la adaptación a la sociedad y su clima opresivo, que de algún modo trastorna y lleva al personaje al cuestionamiento de sus convicciones, se ve reforzada con dos aspectos: la presencia del personaje que simbólicamente es parte de las fuerzas ¿represivas? del orden del estado – soldado-; y con lo que para nosotros constituye el momento álgido de la obra: la transformación del cuerpo del actor en el grillo, escena que emerge como una metáfora de la conocida fábula del grillo y la hormiga, en la que el primero por pasar el verano cantando -pese a las advertencias de la trabajadora hormiga- ve comprometida su supervivencia y queda dependiente de la caridad de la hormiga que sí guardó alimento para el invierno. Se trata, quizá, del sujeto en estado natural como el grillo y su canto libre y celebrativo; que sin embargo se ve condenado por el orden social a ser un “hombre hormiga” y ser parte de la estructura del sistema (metáfora que vimos también en “El dragón de oro”). “Antes del silencio, el canto de los grillos” es una propuesta interesante que invita a pensar en la condición humana y en el rol “modélico” de una sociedad que impone actitudes, que silencia ese “canto de los grillos”.

*La Casa Espacio Libre ofrece múltiples actividades además de las funciones de teatro (que son de entrada liberada y salida solidaria), como el “Laboratorio Teatral Libera(c)ciones” y el “Xploratorio teatral para niños”. Saludamos y felicitamos esta saludable iniciativa de Espacio Libre, que al abrir las puertas de su casa genera un nuevo espacio de aprendizaje, de conocimiento y de discusión teatral.
Anuncios

2 thoughts on ““Antes del silencio, el canto de los grillos”

  1. Hacer Teatro En Casa es -en la práctica y en lo fantástico- aquello que resume nuestra labor como grupo de teatro. Sentirse en Casa, recuperar el diálogo y sobretodo abrazar al hijo/hermano que empieza a dar sus primeros pasos. Eso somos y seguiremos defendiendo en favor del desarrollo del nuevo teatro peruano. ¡Gracias por visitarnos!

    • Un abrazo enorme y gracias por eso. Ahora, después de un tiempo (recién encuentro el comentario), veo que el tiempo pasó y para bastante bien. Estamos contentos de habernos vuelto a encontrar y de haber podido (y poder) pisar un mismo suelo en el que trazamos nuestras historias, creando y diciendo las cosas en las que creemos.
      Muchos éxitos siempre y saben que pueden contar con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s