Los varios rostros de la femineidad. Acerca de “Rosa de dos aromas”

Dramaturgia: Emilio Carballido

Dirección: Carlos Mesta

Codirección: Norma Berrade

“Es elegante ser viuda. Qué ilusión, toda de negro, muy respetable. ¡Maravillosa la viudez! Porque vivir soltera es una vergüenza; casada… ya sabemos. Divorciada… eso no dura; y puros corajes, pleitos legales, (…) arrejuntada; eso está bien para viejas patanas, como la peluquera. Lo único limpio y bello es la viudez.”
Gabriela en “Rosa de dos aromas”

En el acogedor espacio del Teatro de Lucía se viene presentando “Rosa de dos aromas”, del mexicano Emilio Carballido, una comedia que tiene como protagonistas a dos mujeres de estratos sociales diferentes: Marlene (Montserrat Brugué), una peluquera un tanto irreflexiva, de trato simple y familiar; y una traductora, Gabriela (Sandra Bernasconi), orientada hacia lo intelectual y de convicciones fuertes acerca del rumbo y ritmo de su vida. Ambas, coincidentemente, se ven reunidas por la traición de un hombre, lo cual las coloca en una conflictiva situación que, sin embargo, las lleva a unirse y a establecer una fuerte amistad. En ese proceso van descubriendo aspectos de su femineidad y cómo la sociedad establece un modelo de mujer que satisfaga las expectativas de un orden imperantemente masculino; descubrimiento que las lleva a una liberación.

ROSA DE DOS AROMAS
Montserrat Brugué y Sandra Bernasconi en “Rosa de dos aromas”

Con los elementos estrictamente necesarios en el escenario; ágiles cambios – ejecutados por las mismas actrices – para generar diferentes espacios, además de una selección musical precisa para el montaje y un buen empleo de la iluminación, el efectivo montaje dirigido por Carlos Mesta logra mantener el interés del espectador y explotar el tinte cómico e irónico del texto de Carballido, pues pese a que se trata de un tema de controversia social y de género, no se sume en ello, sino que el trabajo de las actrices dinamiza las acciones, agilizando el tránsito de los enunciados y situaciones de lo serio o reflexivo a lo cómico. Dado que el texto es mexicano, notamos que el vocabulario ha sido acertadamente adaptado al léxico común peruano; adicionalmente es necesario mencionar el trabajo de caracterización, pues ambas corresponden a “tipos” diferentes que se ven diferenciados también en el vestuario, maquillaje y modos de expresión.  Además el tipo social que se ha trabajado para el personaje de Marlene posee cierta picardía local, lo cual permite que el espectador nacional reconozca determinadas características que enfatizan el carácter cómico de los enunciados y acciones que recaen en ella.

El ritmo con el que se desarrollan las situaciones es ágil, y el tono consistente con el texto de Carballido. Sandra Bernasconi y Montserrat Brugué sacan adelante sus personajes de modo convincente y verosímil; diferenciándose en un inicio, pero después intercambiando sus perspectivas y uniéndose para lograr su propósito en común. Una simple y divertida comedia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s