Montar y desmontar la P.A.T.R.I.A.

Creación de TRÁNSITO –  Vías de comunicación escénica

Dirección: Paloma Carpio

Asistente de dirección: Fito Bustamante

Dramaturgia* y actuación: Jimena Ballén Tallada, Natalia Consiglieri Nieri, Gabriel de la Cruz Soler, CoralÍ Ormeño Michelena, Tania Pezo Boluarte y Katiuska Valencia Piñán.

El colectivo Tránsito surge en el año 2005 ante la preocupación y la necesidad de sus integrantes por establecer una reflexión y patria diálogo con su tiempo. Invocando a la participación y libertad del espectador e intentando un “más allá de la escena”, una de sus principales apuestas es que quien “ve” la acción escénica se sienta contagiado a “actuar” y a participar activamente en la sociedad. Propuesta de trabajo que se ve reflejada en P.A.T.R.I.A. – Performance* colectiva. En el programa de mano se anuncia: “La patria es la suma de acciones, valoraciones, vivencias y representaciones que vincula a un grupo de personas a un territorio. De esta manera, nuestra propuesta busca develar las formas en que el Perú deja huellas sobre cada uno de nosotros y cómo cada ciudadano constituye la expresión de la patria.” Es así que en un espacio completamente liberado y poco convencional los espectadores / participantes se sumergen en las representaciones de la “patria” que cada sujeto escénico plantea. Estos –ubicados de modo disperso, pero ordenado en el espacio de la sala- exponen / actúan / proponen aspectos alusivos a la nación, la realidad social, los prejuicios, vicios sociales y políticos, etc. desde una perspectiva testimonial y colectiva a la vez. Y es quizá ese aspecto el más interesante y destacable del trabajo de Tránsito; pues creemos que hablar de la “patria” o la “nación” de modo tan contemporáneo como el que se plantea en P.A.T.R.I.A. supone no solo compromiso político y social, sino un alto grado de responsabilidad ante lo que se enuncia.

P.A.T.R.I.A – Performance Colectiva es una suma de performances individuales articuladas para manifestar cómo un grupo de jóvenes mantiene una relación –contradictoria, estrecha, tensa, pero profunda a la vez- con su país, su nación. Lo que vemos transcurrir, transitar entre nosotros –los espectadores- es algo tan particular como colectivo a la vez. Porque uno se conmueve, indigna o sonríe –reveladoramente, en algunos casos- ante los testimonios de cada participante. El Perú, como también se sostiene en el programa de mano, “deja huellas sobre cada uno de nosotros”, de ahí la potencia del trabajo de TRÁNSITO: cuestionador, alusivo, sugerente e invocador a la acción, a la participación y que obliga a pensar en la construcción de una PATRIA coherente, para todos.

*Pese a las complicaciones que los términos performance, dramaturgia, teatro testimonial  -colocados juntos para calificar una sola obra- traen consigo, en esta ocasión hemos preferido no discutir los aspectos conceptuales –contradictorios- que P.A.T.R.I.A. Performance colectiva implica, ya que consideramos que eso demanda un trabajo de mayor indagación y extensión. Aspectos conceptuales, además, que no restan intención a la propuesta escénica.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s