El malentendido. ¿Por qué Camus hoy?

Festival Saliendo de la Caja 2014 – PUCP

Jefe de proyecto: Pamela Gonzales Manrique

Dramaturgia: Albert Camus

El Malentendido
El Malentendido

Dirección: Rodrigo Chávez

La edición del Festival Saliendo de la Caja de este año tiene una particularidad: todas las obras presentadas ya han tenido una temporada previa durante el 2013. La obra en cuestión, particularmente, se presentó durante 10 funciones en el mes de julio, en El Galpón, señalando, eso sí, que se trataba del “Proyecto Final de Artes Escénicas 2013 – 1” y con algunas variaciones en el elenco que se presentó en el Festival de la PUCP (el evento en redes de aquella breve temporada, aquí).

El texto fue escrito por Camus en 1944, época en que aún Europa se encontraba en guerra, de ahí quizá la sensación opresiva, de encierro y de “aire enrarecido” que emana intrínsecamente la obra. En El Malentendido una madre y una hija se ganan la vida de una forma poco tradicional: asesinan a los huéspedes que llegan a alojarse en la posada que administran, para así robarles su dinero y asegurar un futuro mejor, alejadas del terrible ambiente miserable en el que viven. La idea del futuro mejor, de la vida en tierras cálidas, es un constante motivador de la actividad criminal, sobre todo para la hija (Pamela Gonzales). Sin embargo, un día la madre (Rebeca Raez) decide no matar más. La hija entonces, conflictuada, finalmente, acepta; no sin antes -ante la llegada de Jan (Gabriel González), un joven rico y de buen corazón- tramar y concretar un último crimen. La historia es conocida: para complicar la situación y confrontar a ambos personajes con su miseria moral, su último cliente resulta ser el “hijo pródigo” que ha acumulado fortuna y ha regresado años después para compartirla con su familia. Pero ellas, obviamente, no lo reconocen. Para completar el círculo simbólico está presente un criado (Juan Manuel Ochoa) que, “mudo”, ve y no ve lo que sucede alrededor y la esposa de Jan (Vanesa Geldres), una joven cuya esperanza es el amor.

El Malentendido
El Malentendido

En el contexto opresivo de la guerra, la hija representa el ímpetu de cambio; la madre, la sumisión –quizá del pueblo ante lo que sucede en su país-; Jan, el hermano, es la imagen de la prosperidad, de lo formal y correcto; y el criado, un testigo inmóvil de lo que sucede, que no hace nada pese a saber la situación (¿Dios?). La carga moral, tensiva y simbólica en el texto de Camus es indiscutiblemente potente y esto puede haber sido un factor importante en por qué la obra no llega a “cuajar” del todo, sobre todo tratándose de un proyecto de recién egresados de la Facultad de Artes Escénicas de la Universidad Católica. Destaca, claramente, Rebeca Raez en el rol de la madre, sumisa, casi sin fuerza vital; que complementa la energía de Pamela Gonzales. La disposición de la escenografía se adecua para la resolución de los cambios de ambientes, aunque en la obra pudimos percibir un par de cambios de escena en los que el tiempo de espera fue en exceso prolongado, detalle en el que en textos como estos debe tenerse cuidado, ya que cortan la tensión. Debemos mencionar también que el manejo de la iluminación el día que asistimos a función fue casi incomprensible, cambiando sin relación con lo que sucedía en escena, restando así fluidez. Por último, más no menos importante, es necesario referirnos al respeto al espectador: la función anunciada para las 8 de la noche inició bordeando las 8:30, sin mayor explicación, pese a tener sala casi llena, lo cual representa una indiscutible falta de respeto y que de por sí puede predisponer al espectador a una experiencia poco placentera.

Teniendo en cuenta el contexto de producción de la obra y su representación aquí y ahora sería interesante pesar / discutir ¿qué de contemporáneo tiene este texto? ¿Cuál es su actualidad? ¿Cómo dialoga con nuestro contexto? Sin duda, la moral humana será siempre un tema de discusión, pero ¿hay algo más allá de eso, aquí, ahora? No deja de ser interesante poder ver en escena textos importantes del teatro universal.

Anuncios

One thought on “El malentendido. ¿Por qué Camus hoy?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s