Arriesgada propuesta escénica

Prometeo encadenado

De Esquilo

Versión y dirección: Ricardo Morante

Aqualuna Teatro

Prometeo Encadenado
Prometeo Encadenado

Es innegable el valor de la herencia griega en los diversos aspectos de la sociedad, principalmente en el arte. El teatro, obviamente, no escapa a esto. Por ello creemos que montar un clásico como Prometeo encadenado implica un gran reto, ya que puede caerse en la simple –pero no menos compleja- propuesta de traer a escena la obra atribuida a Esquilo, ciñéndose a parámetros del teatro clásico; o por el contrario, puede optarse por intervenir el texto y romper con lo tradicional. Ambas son tareas arriesgadas. En este caso, la propuesta de Ricardo Morante y Aqualuna teatro optó por la intervención, brindándonos así una versión del clásico teñida de rock, luces psicodélicas y estética “subte”. La interpretación del rol principal recae en Daniel Zarauz, quien nos ofrece una solvente interpretación de Prometeo, el rebelde titán hijo de Japeto y Climene, castigado y sentenciado a un terrible suplicio por favorecer a los mortales. Este Prometeo de nuestros tiempos cumple su condena ya no encadenado por poderosas cadenas, sino que las telas cumplen ese rol, dando dinamismo y un tono diferente a la puesta en escena. Sirven así, para el lucimiento del manejo de este mecanismo por parte del actor.

Prometeo Encadenado
Prometeo Encadenado

El espacio de la sala del Teatro Auditorio Larco es dispuesto con la intención de que se convierta en un teatro circular, con las limitaciones que la propia sala ofrece. Completan el elenco Sofía Espantoso, Jonathan Oliveros y Brisa Ghilardi, trío que -a veces acompañando y consolando al titán caído en desgracia, y otras como furias que enfatizan el castigo- con sincronía y dinamismo consiguen que la “historia” se “narre” de modo accesible. Porque siendo el mito de Prometeo uno de los más famosos de la mitología griega, es posible que no todo el público esté familiarizado con la historia. Para solventar este posible vacío, en diversos momentos se hacen referencia a la genealogía de los dioses y sucesos importantes en la mitología. Sin embargo, consideramos que aún, pese a la claridad de estas secciones, tal vez no sean del todo ilustrativas para quienes no conocen la historia y que más bien podrían confundir al público. Si bien juega a favor la contemporaneidad y el toque juvenil y no tradicional que se le ha querido dar a la historia –y que los actores sacan adelante con destreza, ejecutando coreografías bien pautadas y con movimientos de mesurada violencia-, la claridad de lo expuesto para quienes no conocen el texto puede ser un punto débil; o, en todo caso, funciona también como factor que motive a revisitar a los clásicos.

La versión de Morante de Prometeo Encadenado es una propuesta arriesgada e importante de ver, que permite volver a los clásicos, conocer obras importantes para la historia del teatro y valorable por el cuidado en todos los aspectos de la puesta en escena, que denota el esmerado trabajo del equipo de Aqualuna Teatro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s