Heridas que construyen

Sobre Lobos

Dramaturgia y dirección: Mariana Silva

Asistente de escena: Adriana Cuba

Julia: No, Gloria, estoy hablando de algo que se queda impregnado en la mirada, en el cuerpo. Ellos tienen sus grietas, sí, pero yo estoy rota. Rota como usted. Nos han roto en pedacitos. ¿Por eso dijo que nos parecíamos?
Gloria: Mira, Julita, podremos estar rotas como dices, pero la magia está en volver a armarse. […] Se pega lo que hay y para adelante, con los huecos y todo.
 

SOBRE LOBOS - AFICHELos estrenos de las obras seleccionadas por el Festival Sala de Parto 2013 van in crescendo, y no porque sean cada vez más, sino por la calidad de los mismos. A inicios de año pudimos ver Bésame mucho, de Ernesto Barraza, una tibia comedia sobre las relaciones afectivas de un grupo de jóvenes adultos –muy en la línea que el autor viene trabajando-; también Cómo crecen los árboles, de Eduardo Adrianzén –autor invitado a la selección de obras-, un texto que conmovió a gran parte del público al mostrar cómo nuestro reciente pasado de violencia política y presente “de progreso” pueden conjugarse para una nueva construcción de lo positivo, esperanzador; de la mezcla armónica de lo urbano/andino y con una curiosa metáfora y diálogo con el “boom” de la comida peruana y Cristiana Sepultura u Operación Réquiem, de Ángelo Condemarín, una hilarante y ciertamente “truculenta” tragicomedia con un ritmo muy fluido. El punto álgido entre estos –al menos, por ahora, ya que se vienen más estrenos de este grupo de textos- lo toma Sobre Lobos, de Mariana Silva Irigoyen, quien regresa al teatro después de aproximadamente diez años con una conmovedora trama en la que se habla de la necesidad del otro compañero, de la sanación, de la reconstrucción después del miedo, de la amistad, y que remece al espectador. Que no solo muestra el terror y las marcas que este deja en el ser humano, sino que nos devuelve la esperanza de la renovación: catarsis pura.

Gloria Peñascal (Lilian Nieto), Fede (Gerardo García) y Julia (Gisela Ponce de León)
Gloria Peñascal (Lilian Nieto), Fede (Gerardo García) y Julia (Gisela Ponce de León)

En Sobre Lobos, Julia –una temerosa y frágil Gisela Ponce de León- alquila una habitación en casa de Gloria Peñascal, una exvedete venida a menos, que vive evocando su pasado esplendor, pero asediada por la soledad y los recuerdos de un antiguo amor y que, además, no es bien considerada por sus acomodados vecinos. Mucho se ha comentado de esta propuesta; el público, conmovido, no dejó de recomendarla. Y es que el texto es tan efectivo que casi por si solo auguraba su éxito. Con diálogos muy bien escritos –ágiles, inteligentes, profundos- y una estructura tradicional que construyen un retrato de los personajes, en primera instancia, sugiriendo ocultos demonios; para luego, mediante una primera revelación, sentar la piedra base sobre la que ambas mujeres empezarán a consolidar su relación, en –a nuestro parecer- una de las escenas mejor logradas de la puesta: aquella que cierra el primer acto con un apagón en la antigua casa, que desata la desesperación de la joven, ante lo cual Gloria cambia su estrategia de acercamiento a esa introvertida e indefensa muchacha, revelándole su verdadero sufrimiento tras la máscara de la jovialidad, de la alegría. Lo que vendrá después será el desarrollo de la amistad, la complicidad, hasta llegar a la revelación de Julia, a partir de lo cual se trabaja la reconstrucción de la vida desde las heridas.

Ambas caracterizaciones son determinantes para que un texto tan intenso prospere: Lilian Nieto destaca por cargar con el ritmo de la obra, por ser, desde un inicio, el personaje más “activo” y por construir una memorable Gloria Peñascal, en lo que la actriz calificó, en la sesión de Escuela de Espectadores del 1/10 “el papel de su vida”, por poseer diversas tonalidades. Gisela Ponce sorprende por su versatilidad, por la actitud corporal asumida desde el inicio de la puesta y por aquel momento de terrible y dolorosa revelación. La dinámica entre ambas, teñida por momentos por un humor necesario para restar tensión, por la complicidad, por el afecto y por el dolor, se desarrolla con una fluidez solo opacada por aquellos momentos en que la atiborrada, excesiva y realista escenografía a cargo de María Fe Silva, que pretende retratar casi la integridad de los espacios en los que se desarrollan las acciones -en el regular escenario de la Alianza Francesa de Miraflores- les complicaba visiblemente el desplazamiento entre los espacios. Interviene también Gerardo García F., reivindicando aquella imagen estereotipada de masculinidad agresiva y dominante y ayudando a “cerrar el círculo del dolor”, para pasar a tiempos mejores. Finalmente, la iluminación, a cargo de Rolando Muñoz; y el diseño de vestuario y caracterización, de Laura Quijandría, aportan al pretendido realismo de la propuesta estética.

Mariana Silva confesó en la referida sesión de Escuela de Espectadores que la idea de los lobos la toma de su interés en los animales totémicos; así, el lobo es configurado, a través de la historia de diversas culturas, como un animal poderoso y no necesariamente agresivo, sino más bien como un guía, con un fuerte sentido de familia, de compañerismo, de protección. Como las “lobas” de la obra, que han sufrido, pero que se juntan y acogen mutuamente, que son, finalmente, “de la misma manada”. Un texto de una simpleza conmovedora, con personajes con los que es muy fácil empatizar y que muestra que después de hechos terribles es posible la esperanza, la vida.

Anuncios

3 thoughts on “Heridas que construyen

  1. Hola!
    De acuerdo con lo de aquella escena de cierre del primer acto. Adicional a esa, una que me pareció igual de buena, aunque el tratamiento y el sentido sean distintos, fue aquella donde Fede deja notar su gusto por Julia. Los silencios, y la mirada, primero de sorpresa y luego de complicidad y de cariño de Gloria, fueron geniales.
    Muy buena obra aunque de corta duración en cartelera a diferencia de algunas seleccionadas en aquel concurso.
    Invito a que lean un pequeño post que también escribí sobre la obra.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s